¿Qué es la eficiencia energética de una vivienda y cómo se calcula?

¿Qué es la eficiencia energética de una vivienda y cómo se calcula?

No están los tiempos para desperdiciar energía. Ni por su precio, ni por las noticias que nos llegan sobre el calentamiento global (en el último año, España ha llegado a batir el récord de jornadas bajo temperaturas extremas).

El CO2 es el principal gas productor del efecto invernadero y cambio climático. Y, de sobra es conocido, que la energía consumida en las viviendas es una de las principales fuentes de emisión de CO2 a la atmósfera.

En resumen, que tanto por nuestro ahorro como por la salud de nuestro planeta, nuestro consumo energético debe ser lo más eficiente

Siempre te decimos que todas nuestras viviendas cuentan con la máxima certificación energética, la letra A. Pero ¿qué significa esto y cómo se calcula?

En el caso de una casa, la eficiencia energética se refiere a cómo se utiliza la energía en la casa para calefacción, iluminación, refrigeración y otros usos. Una casa con alta eficiencia energética consumirá menos energía que una casa con baja eficiencia energética para lograr el mismo nivel de comodidad y funcionamiento.

¿Cómo se mide la eficiencia energética en una casa?

Para medir la eficiencia energética en una casa se puede utilizar el índice de consumo de energía primaria (IPE), que mide la relación entre el consumo total de energía en un edificio y el área construida del edificio (un IPE bajo indica un edificio con una alta eficiencia energética), o el índice de desempeño energético (DPE) para edificios existentes. El DPE se calcula en base a los consumos de energía de un edificio, el clima de la zona, y el volumen de las estancias.

En el caso de los electrodomésticos y otros dispositivos eléctricos, la eficiencia energética se mide a través de una etiqueta de eficiencia energética (EE), que indica la cantidad de energía que consume un dispositivo en comparación con los demás dispositivos similares en el mercado. Los dispositivos con una etiqueta de clasificación de energía de alto rendimiento consumen menos energía y, por lo tanto, son más eficientes.

Mejorar la eficiencia energética en una casa

  • Aislamiento. Asegurar que la casa esté bien aislada (techo, paredes y suelo) para minimizar la pérdida de calor en invierno y el aumento de calor en verano y así reducir la necesidad de utilizar sistemas de climatización.
  • Ventilación. Una buena ventilación es fundamental para minimizar la acumulación de humedad y la necesidad de usar aire acondicionado. Nuestras viviendas cuentan con un sistema doble mecánico con recuperador de calor, con impulsión de aire en estancias secas (dormitorios y salones) y extracción de aire en estancias húmedas (cocinas, baños y aseos) de la vivienda, asegurando una ventilación permanente controlada. Este sistema garantiza una mayor eficiencia energética y confort térmico, recuperando la energía del aire de extracción del interior de la vivienda que es aportado al aire de renovación exterior.
  • Iluminación. En esto, unos buenos ventanales que dejen pasar la luz natural tienen mucho que decir. Y, por supuesto, utilizar bombillas de bajo consumo y sensores de movimiento para ahorrar energía.

Estas son solo tres medidas que podemos llevar a cabo para mejorar la eficiencia energética de nuestra vivienda. Como es lógico, en el proceso construcctivo llevamos a cabo todas las medidas necesarias para que nuestras construcciones alcancen la máxima eficiencia energética (letra A) y te ayuden a ahorrar energía, cuidar el planeta y tener una casa más saludable.

¿Estás buscando una casa que tenga la máxima eficiencia energética? Escríbenos o visita nuestra web para conocer todas nuestras promociones en La Fresneda, Oviedo, Gijón y Madrid.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

uno × 4 =

Artículos relacionados

X


    Compare