Microcemento: tendencias de decoración

Microcemento: tendencias de decoración

El microcemento es una de las tendencias de decoración aplicable a todo tipo de superficies. Consiste en añadir una cubierta decorativa compuesta por: cemento, resinas base agua, pigmentos minerales y aditivos. Puede aplicarse en superficies horizontales y verticales gracias a su adherencia.  

¿Dónde se puede utilizar el microcemento? 

Este material destaca porque es aplicable sobre cualquier tipo de superficie o material existente: mármol, baldosas, pladur, entre otras.  

Es resistente al calor y la humedad, por lo que no debemos preocuparnos por su resistencia en el caso de aplicarlo en los baños. Cuenta con una buena adherencia a prácticamente cualquier soporte como los azulejos. La aplicación del microcemento en baños es muy versátil, ya que también se puede utilizar en muebles de baño, pilas e incluso platos de ducha y bañeras. 

El material también puede ser una alternativa moderna y fácil de limpiar para las cocinas. También soporta muy bien los golpes y el desgaste en general. Es esencial que el material del microcemento que se utilice tenga los debidos certificados y normas de calidad.  

También es aplicable a paredes y suelos ya que aporta continuidad al no necesitar juntas en su aplicación. Ofrece una gran resistencia y requiere de un mantenimiento y cuidado muy sencillo.  

El mobiliario de exteriores también es susceptible de ser recubierto con microcemento gracias a su acabado decorativo y su larga durabilidad. El microcemento, si se utiliza uno de calidad y se protege y sella con los barnices adecuados, no se verá afectado por la lluvia y el calor. 

Variedad de colores  

Cuando hablamos de microcemento, nos viene a la cabeza el color gris más clásico pero la verdad es que la gama de colores del microcemento va más allá. Sea cual sea la necesidad y el estilo decorativo que se le quiera dar a un ambiente concreto, hay un color de microcemento que encaja a la perfección. 

Los colores más utilizados son: negro, gris, beige, blanco y arena. Tonalidades neutras que podemos combinar en cualquier estancia.  

Así pues, el microcemento es rápido de aplicar y deja unos acabados innovadores. Podrás elegir el color que mejor te encaje gracias a la gama tan variada que tiene. Podrás utilizarlo como alternativa si quieres darle un toque diferente a tu vivienda sin hacer reformas, de una manera sencilla y sostenible. era sencilla y sostenible. 

Artículos relacionados

Compare

Introduce el texto