Cómo pintar un mueble con pintura a la tiza

Cómo pintar un mueble con pintura a la tiza

¿Has oído hablar de la economía circular? Seguro que sí. Se trata de un modelo de consumo basado en la reutilización y reparación de productos ya existentes para alargar su vida. Y de eso vamos a hablar hoy, de cómo coger uno de esos muebles que tienes olvidados al fondo de un trastero para darle una nueva vida. ¿Cómo? Restaurándolo con una buena capa de pintura a la tiza o chalkpaint, de la que también has escuchado hablar seguro.

Antes de nada, ¿qué es la chalk paint?

¿Sabías que Miguel Angel que utilizó pintura que contenía tiza en su archiconocida obre del techo de la Capilla Sixtina?

Pero sin remontarnos tan atrás, fue Annie Sloan quien registró la marca en 1990 y la popularizó para la restauración de muebles de forma rápida y fácil.

La chalk paint debe ser una pintura natural sin acrílicos y que contenga tiza. Cuanta más cantidad de tiza, más calidad y más bonito el acabado. ¿Su principal ventaja? Es muy fácil de aplicar, es una técnica rápida y además no necesita barnizado. Por no hablar de los resultados: bonitos y de tendencia absoluta.

Ojo, antes de seguir adelante. No todas las pinturas a la tiza sirven para todas las superficies, ni tienen la misma cantidad de tiza. Así que, al comprar, fíjate en la tiza que tiene y en que sirva para tu propósito.

¿Cómo pintar un mueble con pintura a la tiza?

Como te hemos dicho, es una técnica rápida y fácil. Buenas noticias: no necesitas ser súper manitas para restaurar uno de tus muebles y darle un aire actualizado con la pintura a la tiza.

¿Qué pasos debes seguir?

  1. Limpia bien el mueble.
  2. Prepara el mueble. Antes de ponerte a pintar, y para abrir el poro, puedes usar una lija fina. Pero si quieres evitar en engorroso lijado de la pieza, también puedes aplicar una capa de Primer (que es un imprimador de alta calidad que no necesita disolventes).
  3. Pintar. Debes aplicar al menos dos capas para que no se vea el blanco del Primer (los colores muy pigmentados necesitarán tres capas) y dejar secar entre 2 y 4 horas entre capa y capa.
  4. Encerar el mueble. ¿Quieres dar una pátina envejecida a tu mueble? Aplica el encerado final, puedes repetir el proceso dos veces dejando unos 15 minutos de tiempo entre ambas.

¿Qué color de pintura a la tiza escoger?

La pintura a la tiza tiene una amplia y atractiva gama de colores, así que lo vas a tener fácil (o difícil, según se mire).

Todo depende de cómo estés decorando tu nueva casa o de dónde vayas a poner el mueble. Puede quedar igual de bien un azul náutico que capte la atención de la estancia, un verde mate y suave que combina genial con elementos rosas y neutros, o un azul con matices grisáceos. A nosotros este tipo de pintura nos encanta en tonalidades más vintage y suaves. Pero la verdad es que la pintura a la tiza es tan bonita, que cualquier color que escojas va a dar un toque especial a la estancia; bien sea la cocina, el salón, un cuarto infantil o tu despacho.

¿Te gusta la pintura a la tiza? Si estás restaurando algún mueble para tu futura casa, ¡sube una foto a Instagram y etiquétanos para que podamos verlo! ¡Nos encantará!

Artículos relacionados

X


    Compare