Cómo montar un gimnasio en casa

Cómo montar un gimnasio en casa

El teletrabajo fue (y sigue siendo) uno de los grandes cambios que trajo 2020 o, más bien, la pandemia. Pero otra de las actividades por excelencia que hemos aprendido a desarrollar en casa es el deporte. Gimnasios y centros deportivos cerrados (o abriéndose de manera intermitente) han convertido nuestros salones y dormitorios en gimnasios improvisados y han contribuido, a marchas forzadas, a la digitalización de todo el sector deportivo.

El asunto parece que va para largo y lo que empezó con un par de botellas de detergente, evolucionó a la rotura de stock de las tiendas de material deportivo y ha acabado en la casi profesionalización de espacios deportivos en casa. 🙂

Si, mientras se soluciona toda esta crisis sanitaria y no, has decidido montar tu pequeño gimnasio en casa, hoy te damos algunos consejos para que disfrutes de un espacio en el que entrenar con total comodidad. Eso sí, lo que no podemos arreglar es lo del ambiente que se crea en los gimnasios y centros deportivos. Esa experiencia es única y exclusiva de ellos y por eso nos parecen muy esenciales.

Cómo montar un gimnasio en casa

  • Ventilación. ¿Cuántas veces has oído hablar en el último año de la importancia de la calidad del aire interior? Bien, pues, una vez más, escoger un espacio con buena ventilación es el primer aspecto a tener en cuenta si vas a montar un gimnasio en casa. Una sala mal ventilada acumula la humedad y crea un efecto de condensación poco saludable.
  • Tipo de suelo. Evita alfombras y moquetas que se ensucian con facilidad. Si vas a habilitar un espacio específico para tu propio gimnasio, escoge un suelo de un material duro y resistente que aguante el material (se te pueden caer pesas con muchos kilos) y las posibles marcas que pueda dejarte el mobiliario que tengas para recogerlo. El parquet o los suelos de madera son muy bonitos y acogedores, pero son frágiles y pueden rayarse con las máquinas o con cualquier pequeño golpe que des con una pesa,
  • Equipamiento. Aquí ya entramos en una materia muy personal, ya que todos tenemos un tipo de ejercicio que nos gusta más que otro. Pero lo perfecto sería combinar material y maquinaria que nos ayude a realizar ejercicios aeróbicos, ejercicios de fuerza y estiramientos (ojo, son muy importantes, tanto o más como el resto del entreno). Eso sí, hay básicos imprescindibles: esterilla, fitball, un TRX (que es muy fácil de colocar y te ayudará a tener un entrenamiento muy completo), mancuernas de varios pesos (3-4 pesos diferentes), unas bandas elásticas, discos deslizantes, un par de pesas rusas y un stepper. Todo esto cabe un espacio reducido, ¡no hay excusas! Si has pensado en algo más profesional, tendrás que pensar en atornillar una barra de dominadas o hacerte con alguna máquina multifunción. Y, por supuesto, ¡reserva un rincón para el saco de boxeo!

En función del espacio del que dispongas, tu gimnasio tendrá que ser un pequeño rincón multiusos, donde retirando la mesa de trabajo puedas montar una estación de entrenamiento, o un espacio exclusivo dedicado a tu bienestar y desconexión.

La pandemia ha cambiado la manera que tenemos de mirar hacia el interior de nuestros hogares. Si tú también te has dado cuenta de que necesitas más espacio, si tu casa se ha convertido en tu oficina y tu centro deportivo, echa un vistazo a nuestros chalets en La Fresneda. Consulta nuestras promociones y planos de viviendas con espacios diáfanos en sótanos y bajocubiertas, perfectos para montar tu gimnasio privado.

No te olvides de que el deporte es una de las mejores armas contra el coronavirus. Mantén tu actividad, sal a correr o monta un gimnasio en casa, pero ¡no te pares!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × cinco =

Artículos relacionados

Compare

Introduce el texto