Cómo decorar nuestra casa de manera sostenible

Cómo decorar nuestra casa de manera sostenible

Es curioso. Ninguno de nosotros entraríamos en nuestra casa tirando basura, dando patadas y rompiéndolo todo. ¡¿Cómo íbamos a hacer eso?! ¡Es nuestra casa! Y sin embargo, cada día hacemos un montón de cosas que enferman más y más a nuestro planeta que, por lo visto, no lo percibimos como nuestra casa. Y sí, lo es. Es la casa de todos.

Como cambiar el mundo a lo grande es muy difícil, tendremos que empezar por pequeños gestos que contribuyan a hacer de nuestro entorno un lugar un poco mejor o, al menos, a no estropearlo más. ¿No crees? Por eso, hoy te traemos algunas ideas para que tu casa sea un poco más sostenible a través de la decoración. Todas nuestras viviendas cuentan con la máxima calificación energética (letra A), pero una vez que empieces a vivir en ella, te cedemos el testigo de la sostenibilidad. 😉

Ideas para ser más sostenibles en casa a través de la decoración

La regla de las tres erres (Reducir Reciclar y Reutilizar)

Vamos a empezar por el básico. No es una cuestión decorativa, pero sí reviste la suficiente importancia como para que lo pongamos en primer lugar y lo recordemos. Las 3Rs son ya una realidad. Pero una realidad que conviene revisar de vez en cuando para comprobar que no se nos escapa nada. La regla de las 3R te ayuda a tirar menos basura, ahorrar dinero y ser un consumidor más responsable. Urge que reduzcamos nuestra huella de carbono y esta regla nos ayudará con ese asunto.

Reducir: cuando hablamos de reducir, hablamos de reducir o simplificar el consumo de algunas cosas, de tal manera que generemos menos desperdicio/residuo. Por ejemplo, en lugar de comprar un pack de 6 botellas de agua, comprar una garrafa grande. Así tendremos menos envases de los que preocuparnos. Por no hablar de la fruta que venden entre un montón de envases de plástico.

Reutilizar: paradójicamente, es una medida que ayuda al ahorro doméstico y, sin embargo, recibe muy poca atención. La idea es utilizar las cosas hasta que de verdad no se puedan usar más para, así, disminuir el volumen de basura.

Reciclar: hablamos de someter los materiales a un proceso en el cual se puedan volver a utilizar, reduciendo de forma significativa el uso de nuevos materiales, y con ello, mas basura en un futuro.

Restaurar muebles

Apostamos a que en la televisión has visto un millón de veces a gente que hace maravillas con un sillón que se ha encontrado en la basura. Los muebles pueden tener un millón de vidas y, en cada una de ellas, acumulan historias que merecen la pena ser conservadas.

En Francia son unos verdaderos amantes de los mercadillos de antigüedades, sitios perfectos para encontrar objetos en desuso a los que darles una segunda (o tercera o cuarta) vida. Los Brocantes son toda una experiencia. Si, además, eres manitas y lo de la restauración se te da bien y te entretiene, habrás conseguido pasar un buen rato haciendo que el plantea sea un lugar un poquito más sostenible.

Plantas interiores

Las plantas son esenciales para nuestra vida. Tener plantas de interior no solo mejora el atractivo de cualquier estancia, sino que también aumenta el oxígeno y ayuda a purificar nuestra casa. Las plantas de interior son una decoración ecológica que, además, añade un toque natural y fresco a tu hogar.

Los clásicos nunca mueren

En la decoración, como en la moda, lo mejor es centrarse en esos clásicos que, por más que pase el tiempo, no te van a cansar. Algo así como un buen fondo de armario, pero centrado en la decoración de tu casa. Si te dejas llevar por la tendencia, puede que estés invirtiendo dinero en un sofá que dentro de dos años no te va a gustar porque ya no está tan de moda como lo estaba antes. Evita los muebles y los elementos decorativos de súper tendencia y estarás evitando residuos extra a corto plazo.

Apuesta por las fibras naturales

Ya te hablamos de ello en este artículo sobre Textiles orgánicos para tener una vivienda más saludable. Las fibras naturales son un must si queremos una decoración más sostenible: lino, algodón, lana, bambú… Busquemos cortinas, muebles, sábanas y demás artículos para el hogar elaborados con estos materiales porque son más sostenibles y más saludables. Dos motivos de mucho peso para elegirlos.

Estos son solo algunos consejos que te ayudarán a ser un poco más sostenible y ayudar al planeta con pequeños gestos desde tu casa. La salud de la Tierra no es poca broma y muchos pocos suman a la causa. ¿Te unes?

Artículos relacionados

X


    Compare