Calidad del aire interior de la vivienda: ¿por qué escoger un sistema de ventilación de doble flujo frente a uno de flujo simple?

Calidad del aire interior de la vivienda: ¿por qué escoger un sistema de ventilación de doble flujo frente a uno de flujo simple?

¿Sabías que el nivel de contaminación que hay en nuestras casas es superior al de la calle? La Organización Mundial de la Salud (OMS) alerta: el aire de los espacios interiores puede llegar a estar de cinco a diez veces más contaminado que el aire exterior.

Cuando nos hablan de contaminación, a menudo pensamos en las calles de las grandes ciudades repletas de coches, o en grandes fábricas con chimeneas humeantes. Pues no solo de coches y fábricas vive la contaminación y, de hecho, la contaminación de nuestras casas puede ser incluso más perjudicial que la contaminación exterior.

Son numerosas las causas de la contaminación interior de nuestras viviendas. Algunas reconocibles, otras no tanto porque pasan desapercibidas: las estufas, los productos de limpieza, la combustión de combustibles sólidos para cocinar y calentar o incluso el pelo de nuestras mascotas.

Además, la diferencia térmica entre el exterior y el interior de nuestra vivienda provoca condensaciones que favorecen la aparición de moho en paredes y techos, también perjudicial para nuestra salud.

Ante esta situación, contar con un sistema de ventilación adecuado debería ser una de nuestras prioridades a la hora de comprar una vivienda.

Pero ¿qué sistemas de ventilación mecánica existen?

En los sistemas de ventilación mecánica, la renovación del aire se produce siempre a través de equipos electromecánicos instalados para tal fin.

Dos de los diseños más comunes son los sistemas de ventilación de flujo simple (con microventilación) y los sistemas de ventilación de doble flujo (con recuperador de energía).

Sistemas de ventilación mecánica de flujo simple con microventilación

A través de un extractor, los sistemas de simple flujo extraen el aire contaminado del interior y lo vierten al exterior. Sin embargo, no controlan el aire de entrada, que “accede” a la vivienda a través de rendijas y porosidades del edificio. ¿Cuál es el inconveniente? Los edificios cada vez son más estancos, lo que implica que, para garantizar la entrada de aire nuevo, utiliza pequeñas aberturas en las ventanas o cajas de persianas para permitir la entrada controlada de aire fresco.  

Diseño de la Microventilación

  • Aberturas controladas: las ventanas están diseñadas con pequeñas aberturas controladas que permiten que entre una cantidad limitada de aire del exterior. Estas aberturas suelen estar ubicadas en la parte superior de las mismas y pueden tener un diseño ajustable para regular el flujo de aire.
  • Canalización del aire: el aire fresco que entra a través de las aberturas de microventilación se canaliza hacia el interior de la vivienda, mientras que el aire viciado en el interior se libera al exterior a través de otras aberturas, como las rendijas de ventilación en puertas o ventanas o extractores en “cuartos húmedos” (baños, tendederos, etc.)

Sistemas de ventilación mecánica de doble flujo con recuperador de energía

Los sistemas de ventilación de doble flujo no se limitan a extraer aire contaminado e impulsar aire de renovación a un local. Un sistema de ventilación de doble flujo con recuperador de energía es un sistema de ventilación mecánica que utiliza un intercambiador de calor para recuperar el calor o la frescura del aire que sale de la vivienda y transferirlo al aire que entra del exterior. Este proceso mantiene un ambiente interior confortable y saludable, al tiempo que reduce el consumo de energía. De hecho,este sistema de ventilación es un principio básico del estándar Passivhaus.

  • Extracción: el sistema cuenta con unidades de extracción que se encargan de extraer el aire viciado del interior de la vivienda. Suelen estar ubicada en los llamados cuartos húmedos, como la cocina o el baño, donde se generan mayores concentraciones de humedad.
  • Recuperador de energía: el aire viciado pasa a través de un intercambiador de calor o un recuperador de energía. Este dispositivo permite transferir el calor o la frescura del aire viciado al aire entrante del exterior sin mezclar los flujos de aire. Esto reduce significativamente la carga en el sistema de calefacción durante los meses fríos y en el sistema de refrigeración durante los meses cálidos, lo que se traduce en un ahorro de energía.

¿Por qué escoger un sistema de ventilación de doble flujo con recuperador de calor?

El sistema de doble flujo con recuperador de energía ofrece una serie de ventajas significativas frente al sistema de ventilación de simple flujo con microventilación:

Eficiencia energética

Uno de los principales beneficios del sistema de ventilación de doble flujo es su capacidad para recuperar y recircular el calor del aire interior. Mientras que en un sistema de flujo simple el aire viciado es expulsado directamente al exterior, en el caso del sistema de doble flujo, el calor del aire saliente se transfiere al aire fresco que entra desde el exterior. Como ya hemos explicado unas líneas más arriba, esto reduce la carga en el sistema de calefacción durante los meses fríos y en el sistema de refrigeración durante los meses cálidos.

Vamos a verlo con un ejemplo:

Estamos en invierno y la temperatura exterior es de 0º, mientras que la interior es de 21º. Mediante el cruce de flujos (la que entra a 0º y la que sale a 21º), se recupera entre el 85%-87% de la temperatura, por lo que el aire de fuera entra a unos 17, 5º de temperatura. Es más barato volver a elevar esa temperatura a 21º porque partimos de 17, 5º y no de 0º (temperatura a la que entraría el aire si, por ejemplo, abriéramos la ventana para ventilar).

Control de la humedad

Niveles demasiado altos o bajos de humedad interior pueden causar desde moho y hongos hasta irritación respiratoria. Los sistemas de ventilación de doble flujo suelen estar equipados con intercambiadores de calor de alta eficiencia que regulan la humedad del aire entrante.

Mejora de la calidad del aire interior

Los sistemas de ventilación de doble flujo están diseñados para filtrar los contaminantes del interior de nuestras viviendas (alérgenos, polvo, compuestos orgánicos volátiles (COV)…) de manera más efectiva que los sistemas de flujo simple, ya que sus filtros de alta eficiencia eliminan partículas finas y microorganismos del aire entrante.

¿Buscas una vivienda que garantice la calidad del aire interior?

La salud es lo más importante, por eso, contar con un sistema de ventilación mecánico que garantice una buena calidad del aire interior de la vivienda debe ser uno de los factores decisivos a la hora de comprar una casa. Si estás buscando una casa que garantice un ambiente confortable y saludable para tu familia, todas nuestras viviendas a la venta cuentan con un sistema de ventilación de doble flujo mecánico con impulsión de aire en locales secos (dormitorios y salones) y extracción de aire en locales húmedos (cocinas, baños y aseos) y provisto de recuperación de calor.

¿Buscas piso de obra nueva en Gijón, Oviedo o La Fresneda y quieres garantizar la calidad del aire interior? Nuestras promociones Edificio Titanio (en Nuevo Roces, Gijón), Edificio Altaria y Edificio Galeno (en la zona del HUCA en Oviedo), nuestras hileras de viviendas adosadas en La Fresneda y el Edificio Kube, también en La Fresneda, disponen de un sistema de ventilación mecánica de doble flujo con recuperador de energía.

Si quieres más información sobre cualquiera de nuestras promociones de obra nueva en venta, envíanos un email a comercial@alamos.es para consultar disponibilidad, precios y calidades.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Related Posts

X

    Comparar

    Escribe algo